Tag

emociones

Vaiana y cómo el contexto amortigua algunos fallos

vaiana pequeñaA veces, cuando se habla de educación y crianza da la sensación de que, a no ser que hagamos todo perfecto, nuestros hijos estarán mal. Nada más lejos de la realidad. No somos perfectos, y TODOS, en mayor o menor medida vamos a hacer daño a nuestros hijos alguna vez. Los padres de Vaiana no son una excepción. Sin embargo Vaiana crece y se convierte en una adulta segura, expresiva, espontánea, comprometida, que puede ver el punto de vista de los demás, buscar ayuda… no parece que haya que preocuparse por ella. ¿Cómo es posible si a lo largo de toda su infancia y adolescencia su deseo de ir al mar ha sido rechazado  radicalmente por sus padres? Aquí van 8 motivos por los que eso no ha supuesto una limitación insalvable en el desarrollo de Vaiana:

Continue Reading

Lo que NO es educación emocional

De vez en cuando me encuentro con gente que presume de cómo en sus aulas, sus centros, o dentro de su consulta se trabaja la inteligencia emocional. De esa gente puedo contar con los dedos de las manos los que no sólo lo dicen sino que lo hacen. Hay muchos artículos sobre para qué sirve la educación emocional y mil millones de dinámicas en internet para trabajarla pero la educación emocional no puede ser educación emocional si se trabaja sólo de forma racional.

  • NO es educación emocional enseñar a un niño a identificar emociones si luego  le dices que no te pasa nada cuando identifica las tuyas.
  • NO es educación emocional enseñar a un niño a darse cuenta de cuándo está triste y luego decirle que no llore.
  • NO es educación emocional distraer a un niño cuando se ha hecho daño.
  • NO es educación emocional decir que puede enfadarse y luego mandarle al rincón de pensar.
  • NO es educación emocional decir «ME estás enfadando»
  • NO es educación emocional aleccionarle sobre cómo TIENE que ser valiente, sociable o cariñoso.
  • NO es educación emocional forzar a un niño a que aprenda algo que no está preparado para aprender
  • NO es educación emocional meterle miedo para controlar su comportamiento.
  • NO es educación emocional hacer chascarrillos delante de él sobre lo indomable, trasto, demonio que es.
  • NO es educación emocional castigar cuando hace algo que a TI no te gusta.
  • NO es educación emocional intentar que logre lo que TÚ te propones.

En resumen, NO es educación emocional cualquier cosa que se salga de entender las emociones del niño, las propias y expresarlas y comunicarlas con respeto y desde una posición de igualdad ( y si no se hace así, al menos, pedir perdón). Porque los padres, maestros, educadores, profesores y terapeutas somos figuras de autoridad pero no somos más que ningún niño. El día que entendamos que la educación emocional se enseña profundizando en nosotros mismos y revisando nuestra propia manera de funcionar, entonces, solo entonces, podremos enseñárselo bien a los niños.

Como veréis empiezo septiembre un poco guerrera. Así estoy y así me acepto.

Me encantará que me comentéis qué pensáis vosotros, cómo se trabaja  en los centros de vuestros hijos, cómo lo trabajáis en casa y, por supuesto, que añadáis más cosas que NO son educación emocional. Mil gracias por leerme.

Presentación de «Quiero ser siempre princesa» en La seta verde con puntitos.

La publicación de «Quiero ser siempre princesa« ha traído y sigue trayendo cosas estupendas. Una de ellas fue conocer a María, a sus hijas y a toda la gente  que asistió a la presentación del cuento en La seta verde con puntitos.

María conoció «Quiero ser siempre princesa« gracias a Facebook y me escribió para preguntarme si me interesaría ir a su cafetería a presentarlo. La seta verde con puntitos es una cafetería-restaurante de consumo responsable donde además se organizan charlas, talleres y actividades sobre crianza y educación desde una perspectiva respetuosa. La respuesta fue un sí rotundo.

Llegué allí con toda la familia y tras charlar un rato con ella y probar su fantástica tarta de zanahoria empezaron a llegar los asistentes y empezamos el taller. Padres e hijos hicimos unos ejercicios de conciencia corporal y nos acercamos a lo que nos pasaba por dentro con una actitud de amabilidad y curiosidad. Después estuvimos pintando, creando nuestro lugar seguro y, mientras los niños jugaban y pintaban, los papás hablamos de «Quiero ser siempre princesa» y de la importancia de respetar los procesos, los ritmos y el mundo interior de los niños para que sean felices.

Gracias a todos por venir y por traer a vuestros niños (los que ahora son pequeños y los que fuisteis vosotros hace años).

De Skitch

 

Focusing: cómo escuchar lo que la razón por sí sola no puede decirnos

Focusing es la mejor manera que conozco de acercarnos a nosotros mismos sin ponernos en medio de nuestro propio camino. Es una forma de escucharnos y encontrar respuestas que a veces la razón aún no conoce, una herramienta que se puede utilizar en el día a día para vivir de manera más auténtica, respetuosa y leal a nosotros mismos.

El Focusing surge en 1960 como respuesta a un estudio que buscaba el factor determinante de que los pacientes tuvieran éxito en psicoterapia. Tras grabar y estudiar cientos de sesiones de terapia, Rogers y Gendlin, dos psicoterapeutas de la época, se dieron cuenta de que aquellos pacientes que conseguían sus objetivos eran aquellos que tenían una mayor conciencia corporal. El factor más importante del éxito en terapia no era la orientación del terapeuta, ni las técnicas utilizadas sino la escucha que cada persona hacía a lo que le iba comunicando su cuerpo. Continue Reading

Adolescencia y Autolesiones

Desde hace unos años me he encontrado con que la autolesión es algo más común durante la adolescencia de lo que se suele pensar. Al parecer, y según la Sociedad Española de Psiquiatría, las estadísticas hablan de que aproximadamente uno de cada diez adolescentes se han autolesionado alguna vez

¿Qué son las autolesiones?

Las autolesiones son comportamientos voluntarios por medio de los cuales una persona se infringe algún daño físico cortándose, pegándose, quemándose, arrancándose el pelo, etc.

¿Por qué se autolesionan los adolescentes?

Por debajo de este comportamiento (como por debajo de cualquier otro comportamiento), existen unas emociones que lo impulsan, y son éstas las que es importante conocer y ayudar a expresar de una manera diferente que no suponga un riesgo. La conducta de autolesión es como la punta de un iceberg, es lo que se ve, lo que nos da la alarma; sin embargo lo que le da estabilidad a esa conducta, la base, lo que es importante deshacer para no chocarnos contra ese iceberg es toda la parte que no vemos, la que se encuentra debajo del mar, las emociones. Continue Reading

Quiero cambiar

El motivo de consulta general de todos los pacientes y pacientitos que he tenido es que quien cambiar, hay algo que no está funcionando en sus vidas y quieren eliminar el sufrimiento que eso supone. Esto que se quiere cambiar es lo que los psicólogos llamamos síntoma y por lo general la persona que acude a terapia quiere eliminarlo, quitárselo de encima, luchar contra él como si fuera un enemigo que nos está haciendo la vida imposible, casi siempre poniendo la esperanza en que exista alguna pauta que el terapeuta le dé para que esto desaparezca.

Sin embargo, es cuando se deja de luchar contra ese síntoma-bien sea miedo, timidez, depresión, ansiedad o cualquier otro- y se pone energía en comprenderlo, saber de dónde viene, validarlo y darle lo que necesita, cuando se puede comenzar a poner energía en generar nuevas alternativas para el futuro, nuevas maneras de pensar, sentir o actuar con los que vivir más felices y satisfechos. No es pues cuestión de seguir unas pautas por parte del profesional lo que nos cura sino la capacidad de comprensión, protección y aceptación de cada persona consigo misma la que sirve como base para el cambio.

Hace unos años conocí a Nadine (considero importante aclarar que cuento con el permiso expreso de la protagonista de esta historia para escribir lo que viene a continuación y por supuesto su nombre se trata de un pseudónimo con el fin de proteger su identidad). Cuando acudió a terapia Nadine tenía 21 años y repetía una y otra vez que se odiaba a sí misma puesto que en ocasiones perdía los nervios y acababa agrediendo a su madre (el síntoma en este caso era la agresividad mostrada). Nadine había sido abandonada por su madre en su país de origen a muy corta edad donde se quedó a cargo de su abuela y sus tíos quienes abusaron de ella en múltiples ocasiones. Muchos años después su madre fue a buscarla y le obligó a vivir con ella, dando por sentado que Nadine estaría encantada de volver a verla, obviando los años que habían estado separadas e incluso cupabilizándola por el miedo, la tristeza y la rabia que había sentido durante ese tiempo.

Para Nadine el simple hecho de escuchar y comprender que tenía derecho a estar enfadada, triste y asustada por todo lo que le había ocurrido redujo su nivel de agresividad notablemente dejando de agredir a su madre de inmediato. Siempre la habían culpabilizado por enfadarse con «sus mayores» haciéndole creer que eso era algo que sólo hacían los niños malos. En este caso además, fue esa rabia hacia los demás por haberle hecho daño lo que, según sus palabras, había hecho que ella no se quitara la vida. Fue solo a partir de ese trabajo de comprensión y agradecimiento al síntoma cuando Nadine pudo comenzar a cerrar las heridas del pasado y construir nuevas relaciones con ella misma y con los demás.

Por supuesto el trabajo con Nadine duró varios meses, pero al final del proceso, en la sesión de cierre, me dijo lo importante que había sido para ella el dejar de luchar contra la parte de ella misma que odiaba para pasar a entenderla, acariciarla y agradecerle como le había ayudado a sobrevivir.

No olvidemos que todos y cada uno de nosotros hemos hecho lo que hemos sabido para adaptarnos a lo que nos ha tocado vivir, y aunque ahora estemos preparados para cambiar, eso es, como mínimo, para ponernos frente al espejo y decir con mucho cariño: GRACIAS…

Categorías