Propósitos de año nuevo y frases que se pasan de positivas

By 1 enero, 2016 marzo 4th, 2016 Artículos
Propósitos de año nuevo

Llega el 1 de enero. Y con él los propósitos de año nuevo. A estas alturas las redes sociales están llenas de frases motivadoras  y «positivas» con tipografías varias que explican lo maravilloso que será este año si se vive según sus enseñanzas. Así que he decidido animarme a hacerles caso y, si son ciertas, para febrero, yo creo que tendré todo lo que quiero (hoy me ha dado por la ironía).

5e7455d191f663cae936d99b25cd30be

«SI EMOCIONA PENSARLO IMAGINATE HACERLO».  Tal cual. No conozco a nadie que, por ejemplo, tras empezar su trabajo soñado haya descubierto lados oscuros, burocracias infinitas o sueldos horribles  que le hayan hecho darse cuenta de que las cosas no son tan bonitas como parecían en su imaginación.

download

«CUANDO APRENDAS A REÍR DE TUS PROBLEMAS, ÉSTOS DEJARÁN DE TORTURARTE». Es verdad, si me río de que no encuentro trabajo, de que me voy a divorciar o de que mi hijo lleva una temporada tremendamente enfadado conmigo y no sé que hacer, mis problemas dejarán de darme la lata.

e50d5b443f2a4c08ad9c7a74ef5b59f1

«SI LO VES EN TU MENTE LO TENDRÁS EN LAS MANOS». ¡La magia existe! Con pensar cosas bonitas,  me sucederán. Fijo que si pienso que voy a tener un sitio para aparcar el coche en la Gran Vía en hora punta los astros se alinearán y aparecerá uno inmediatamente.

1930f320288c6e6fa21efdb3d6010f2e

«TARDE O TEMPRANO LA VIDA NOS DA LO QUE NOS MERECEMOS». Entonces, suponiendo que la vida considere que me merezco algo bueno (que digo yo que sí porque no soy mala tía), mejor sentarme a esperar que ponerme manos a la obra, que es menos cansado…

Y por supuesto, gracias a algunas de estas frases, en 2016 cambiaré la forma de gestionar mis emociones:

164294_no-vale-la-pena-llorar

«NO VALE LA PENA LLORAR». Efectivamente, en 2016 ignoraré lo que siento, lo aliviada que me encuentro cuando lloro. Ignoraré incluso los beneficios de llorar que demuestra la ciencia cuando estamos tristes y me lo guardaré todo, porque en 2016 sólo puede haber alegría, ¿no?.

fc42d6ace875f8c00ca021725cc51355

«SONRÍE Y LA VIDA TE DEVOLVERÁ ESA SONRISA». Eso es. Mi sonrisa será el motor de todo lo que pasa a mi alrededor y conseguirá que todo cambie y se convierta en lo que yo quiero, 2016 va a ser mi año.

Vale, ya paro, creo que ya se ha notado que no acabo de comulgar con este tipo de mensajes. Y no es que no tengan parte de razón. Claro que si te imaginas algo que te gusta lo normal es que hacerlo también te guste (al menos en parte), o que con sentido del humor es más fácil sobrellevar los problemas y encontrar soluciones. Por supuesto que creer en uno mismo y en que es posible conseguir los objetivos es un factor importantísimo para alcanzarlos, y si encima podemos hacerlo de buen humor pues mucho mejor. La de que llorar no vale la pena no la voy a defender porque así, entre nosotros, no hay por donde cogerla.

Pero no nos engañemos. A veces las cosas son un asco, por mucho que sonrías y pienses que puedes hacerlo llega enero, te propones empezar a correr y llueve todo el mes, el primer día que sales se te rompen las zapatillas, te da el flato y las agujetas del día siguiente son como para llorar (que aprovecho para decir que sí vale la pena).  Y de repente, en un instante, te entran  ganas de mandarlo todo al carajo, acordarte de los antepasados de alguien y dejar el propósito para 2017, a ver si es que este año no es aún momento de que la vida te regale todo eso tan maravilloso que te mereces y te has adelantado a lo que el destino tiene preparado para ti, que eres una ansiosa (o un ansioso).

Queridos y queridas, la vida real es más compleja que cualquier frase motivadora, así que leedlas, compartidlas si queréis, diseñad vuestras propias frases con las tipografías que más os gusten y colorines bonitos, pero creeroslas solo a medias, que hay una parte, además bien importante, que no nos cuentan. Puede que valgan para una persona concreta, en un momento concreto. Pero lo de generalizar, bien es sabido, que no funciona mucho. Y si no que se lo digan a mi amiga Stephanie y al disgusto que se llevó al saber que yo, aún siendo española, no bailaba flamenco ni sabía torear.

En 2016,  sé positivo, my friend, pero sin pasarte. 

 

 

Categorías

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.