¿Qué pasaría si los niños y las niñas pudieran hablar libremente en redes sociales de lo que les está pasando?

Hace un par de años mujeres de todo el mundo nos unimos para condenar públicamente en redes sociales, bajo el hashtag #metoo, las situaciones de violencia, acoso o abusos que habíamos sufrido alguna vez a lo largo de nuestras vidas. #CHILDRENTOO surge para reflexionar sobre la violencia a la que se ven sometidos los niños por parte de los adultos, porque ¿qué pasaría si los niños y niñas tuvieran una plataforma donde contar lo que están viviendo? ¿Cuántos denunciarían situaciones de negligencia, abuso, maltrato o violencia que están sufriendo o han sufrido si se les diera la oportunidad de hacerlo? Desgraciadamente, la respuesta es que muchos (según Unicef 3 de cada 4 niños en el mundo son víctimas de malos tratos, Save the Children habla de que en España son 1 de cada 4 ). Sin embargo esto no va a ocurrir, al menos no sin nuestra ayuda.

Como adultos nuestra responsabilidad es:

  • Mostrarles lo que son buenos tratos.
  • Defenderles, hasta que ellos puedan hacerlo, cuando otros adultos les tratan con violencia.
  • Hacernos cargo de las dificultades que tenemos y que nos pueden llevar a tratarles con violencia.
  • Dejarles claro que no se lo merecen.

Y es que, si los que somos adultos ahora hubiéramos podido, hubiéramos contado esto:

Gracias a todas las personas que habéis querido participar compartiendo lo que os ocurrió de niños. Como podéis leer, no estáis solos.